Los líderes de éxito son sensibles y gestionan sus emociones adecuadamente.

Bambú para el trabajo jul. 17, 2020

Muchos son los desafíos con los que se enfrenta un líder o directivo de una organización empresa o proyecto; por un lado, son quienes tienen el importante papel de guiar el futuro administrativo y financiero de su compañía; y por otro lado, sus compañeros de equipo, empleados o colaboradores, siguen sus pasos, danzan a su ritmo y responden a sus actuaciones.

Nada sencillo para la vida de un humano normal que ha elegido liderar, por lo que es natural que en su cabeza ronde constantemente la duda y es inevitable que tal responsabilidad, ¡si!, justamente la de decidir o elegir lo que se considera mejor o más apropiado, a menudo desencadena en situaciones que desbordan la calma, que perturban la tranquilidad, como el tan conocido estrés, los cócteles de emociones, las dificultades en sus relaciones interpersonales y las situaciones psicológicas, como la ansiedad, que comúnmente acompañan el día a día de un líder.

Veamos 10 características de los líderes exitosos, aquellos que logran sortear cada situación de la mejor manera, que se han entrenado mentalmente para liderar, no sólo basándose en el éxito sino también en sus respuestas a los inevitables fracasos, quienes establecen además relaciones interpersonales con sus compañeros de equipo, empleados y colaboradores, basadas en la honestidad, la claridad, la empatía y los límites definidos.
Cualidades que pueden cultivarse y entrenarse como cuando vamos al gimnasio a fortalecer segmentos del cuerpo, pues así podremos reflexionar cuáles músculos emocionales debemos tonificar y trabajar, para que evolucionemos diariamente y permitamos no sólo el alcance de objetivos, sino el bienestar de todos los involucrados en un proceso, el recurso humano que es el eje central de una organización.

Puedes encontrar además un test sencillo, que te permitirá conocer si eres un líder de equipo que gestiona adecuadamente sus emociones.

1. El autocuidado

Los líderes emocionalmente aptos, cuidan de sí mismos tanto como de su organización, dando importante lugar a la prevención de enfermedades a través de hábitos de vida saludables, como la alimentación sana y la actividad física. Los líderes exitosos confían en la prevención, no esperan a actuar sobre su salud física cuando las enfermedades aparecen, por ello dedican tiempo diario a cuidar de sí mismos.

2. La salud mental

Este es un factor que hace parte del autocuidado integral, pero quise enunciarlo por separado del anterior porque es común que en las organizaciones sea un poco invisible.

Es natural, de hecho es obligatorio que un líder entregue toda su energía y concentración en llevar a la cima su compañía, pero a menudo, no es igual su esfuerzo y dedicación cuando se trata de su propia salud mental; por ello, para un líder exitoso su salud y bienestar mental está en un nivel de prioridad similar al que tiene su misión con la empresa, su compromiso consigo mismo es tan fuerte, que valora un proceso terapéutico como una herramienta que le puede aportar a nivel personal y que esto, indudablemente, se verá reflejado en una cultura organizacional más saludable, en un mejor clima laboral y finalmente, contará con empleados más felices.

Así como el primer punto que menciono se enfoca en la prevención, aquí también debemos ver el entrenamiento y fortalecimiento de la salud mental como un proceso a realizar antes de la aparición de problemáticas críticas que indudablemente perturban la dinámica laboral de toda la organización. Por ejemplo, adentrarse en conocer cómo afrontar el estrés o responder emocionalmente ante la adversidad, nutre de herramientas para abordar situaciones inesperadas al interior de la organización; y es que las crisis aparecen, cuando menos las estamos esperando, llegan sin anunciarse y desordenan en muy poco tiempo toda la estructura que creíamos estaba sólida.

3. Consciencia de sí mismo

Los líderes que cultivan el conocimiento de sí mismos, identifican sus emociones, conocen cómo reaccionan ante ellas y cómo puede eso afectar positiva o negativamente su interacción. Tienen claro que el sentimiento que una persona les genera, tiene más que ver con ellos mismos que con las personas involucradas; es un rasgo que alimenta de valiosas experiencias su ejercicio diario de liderar, en tanto que son personas que pueden ser más pacientes, compasivas, toleran mejor la frustración, gestionan sus emociones apropiadamente y se permiten ser vulnerables ante los demás.

4. Atención plena

Atender con todos los sentidos, estar en el presente, en el aquí y el ahora, es una habilidad que puede entrenarse y permitirle a un líder observarse a sí mismo ante la incomodidad, darse tiempo para reaccionar y evaluar qué tan necesario es modificar algo, si realmente es un asunto tan insoportable o puede ser llevadero.
Lo importante es lograr ver la situación tal como es, sin culpar a los otros o a sí mismos por lo que se está atravesando.

5. Empatía

Los líderes de equipo que han acompañado con éxito a sus equipos, cuentan con la capacidad de ponerse en el lugar del otro, explorando cuál puede ser el sentir de cada persona en su compañía, frente a los efectos de cualquier determinación.
De hecho, comprende que su nivel de rendimiento y capacidad de afrontamiento no son los mismos que los de sus empleados o colaboradores, por lo que entiende que los límites son diferentes para cada persona.
Los líderes empáticos regularmente están explorando cómo se encuentran emocionalmente sus colaboradores, con el fin de brindar el apoyo que cada uno requiere de su compañía.

6. Resiliencia

Poder aprender más del fracaso que del éxito, recuperarse con facilidad de un momento difícil o crítico, son cualidades que desarrollan los líderes para responder a los comentarios, las críticas o las situaciones que se salen del control; adaptándose a cada momento a través del desarrollo de estrategias que implican flexibilidad y el no perder la mirada sobre el objetivo que se está persiguiendo.

Son diversas las situaciones extremas que un líder debe afrontar, desde los problemas cotidianos como comentarios, críticas, relaciones conflictivas entre empleados, hasta la duda constante de si logrará el éxito con su equipo; por lo que se hace necesaria una fortaleza bastante entrenada, evitando encerrarse en sí mismo ante estas situaciones y aprendiendo de ellas para fortalecerse y optimizar el rendimiento de sus compañeros de equipo.

7. Tiempo para la diversión

Las organizaciones que en su interior mantienen una cultura saludable, acostumbran a tener momentos para jugar, para proponer y opinar sin ser juzgados, para mostrar su creatividad en el terreno de lo liviano, como el juego. Disponer tiempo para jugar, lejos de ser una pérdida, puede resultar en una gran inversión para los equipos de trabajo y su productividad.

8. Mente abierta y curiosa

Los líderes exitosos consideran que siempre hay diversas soluciones a una misma situación, por lo que indagan con curiosidad otras maneras de resolver una problemática. Cuentan con una mente abierta, que les permite ser imparciales y objetivos para detallar cada opción de respuesta, sin acogerse a una única forma de tratar una condición. De hecho, ante las críticas, indagan con curiosidad, queriendo saber más de ellas y no con una reacción defensiva que cierra toda comunicación.

9. Comunicación efectiva

La comunicación es un eje central en el funcionamiento de cualquier empresa, por lo que es indispensable el desarrollo de una escucha atenta y la expresión de ideas y mensajes que fortalezcan el desarrollo del potencial de cada empleado, por ello, un líder exitoso logra comunicar sus ideas, plantear sus necesidades y expectativas, como también escuchar lo que su equipo desea plantear, sin involucrar su emoción.

10. Entablar y mantener relaciones

Las habilidades sociales son un componente importante en el desarrollo organizacional, un líder que logra establecer relaciones con sus compañeros de equipo y empleados, logrando acercarse, conociendo un poco sobre ellos y sus necesidades o expectativas, manteniendo un interés genuino por el bienestar de todos sus colaboradores, permite ser visto como otro ser humano, otro que también es vulnerable y sensible, brinda la confianza para que pueda ser consultado por cualquiera de sus colaboradores ante una situación particular.

En nuestro post: Estrategias para desarrollar la aptitud emocional de un líder humano exitoso, encontrarás tips y recomendaciones para mejorar cada una de estas cualidades que te permitirán caminar una ruta incierta, con herramientas para sortear cada aventura.

Encuentra en nuestra App Bambú, cursos para que tu y tu equipo de empleados o colaboradores se inicien en la meditación, un diario para registrar las emociones y prácticas sencillas para afrontar el estrés, la ansiedad y también aumentar el nivel de concentración, motivación y por ende la productividad.

Un líder que piensa en su bienestar mental y en el de su equipo, se está adelantando en dotarse y dotar de herramientas a sus empleados, para vencer con resiliencia cualquier problemática.

Adriana Morales Franco
Neuropsicóloga

Referencias:

Hit the Emotional Gym — The Founder's Framework for Emotional Fitness:
https://firstround.com/review/hit-the-emotional-gym-the-founders-framework-for-emotional-fitness/

La razón por la que el mindfulness es importante para los emprendedores:
https://www.entrepreneur.com/article/342283

Los 7 beneficios del mindfulness para emprendedores y directivos:
https://empleayemprende.com/los-7-beneficios-del-mindfulness-para-emprendedores-y-directivos/

Adriana Morales Franco

MsC. Neuropsicología