¿Miedo o Ansiedad?

Ciencia y meditación sep. 06, 2020

Seguramente has escuchado la palabra Ansiedad, tal vez una persona la ha usado para referirse a lo que siente momentos previos a su entrevista de trabajo, o de repente algún estudiante la menciona para indicar lo que experimenta antes de presentar alguna prueba...
También es común que niños y niñas ahora hablen de sentir ansiedad para ir al dentista o para ir a dormir solos en su habitación, en fin, cada vez es una palabra más usada y al parecer, una condición que puede ir en aumento en la cotidianidad de las personas .

¿De dónde surge la ansiedad?

El origen de la ansiedad es el miedo y ésta es una emoción natural, la cual no es exclusivamente humana, la experimentan también los animales y tiene una función de supervivencia, pues permite que ante una situación de peligro el organismo despliegue un sistema de respuesta para protegerse o ponerse a salvo.

Por ejemplo, imagina un antílope pastando tranquilamente en una sabana africana, sigilosamente una manada de leonas cazadoras empiezan a acercarse a él, “su posible presa”, el antílope al percatarse de la presencia de su depredador, se activan en su cuerpo miles de neuronas y reacciones, entre esas el miedo; este estado de alerta puede hacer que su cuerpo corra más rápido para ponerse a salvo y encontrar diferentes alternativas rápidamente para salvar su vida; esto no es muy distinto a lo que ocurre en cada persona.

Si vas tranquilamente por la calle y de repente ves un automóvil que pierde el control y se dirige hacia tí, tu organismo te alerta, gracias a que la amígdala cerebral detecta el peligro inminente, envía un mensaje a otras estructuras cerebrales que a su vez ordenan liberar adrenalina y cortisol, hormonas asociadas al estrés; lo que hace también que el corazón se acelere, posibilitando correr muy rápido.
Una respiración especial lleva más oxígeno a los pulmones y en pocos segundos podrás generar una respuesta que no podrías desarrollar en estado de reposo y calma, como saltar desde alturas inimaginables, correr a gran velocidad y un sin fin de conductas que se generan para ponerte a salvo. Una vez la amenaza desaparece, la endorfina recorre tu cuerpo para tranquilizarte.

¿En qué momento aparece la ansiedad?

La ansiedad aparece cuando percibes o interpretas una situación como peligrosa y se activa todo este sistema, aún cuando en realidad no es una condición que por sí sola represente una amenaza.
Por ejemplo, una entrevista de trabajo en sí misma no te hará daño, pero tu percepción y tu pensamiento activan el miedo, se libera todo un cóctel de hormonas, aunque aquí tu no puedes salir corriendo y lo que te sucede es que te puedes paralizar, te bloqueas, evitas o evades la situación y finalmente, no logras el resultado esperado o tus logros se acompañan de un alto nivel de malestar.

¿Todos las personas presentamos ansiedad?

Las reacciones de ansiedad se traducen en preocupación o inquietud ante la incertidumbre, lo desconocido, o frente a algo que tememos, lo que es absolutamente natural.  Está bien sentir miedo y un poco de ansiedad, de hecho, en ocasiones se ha planteado que un mínimo de esto es valioso para actuar y dar pasos hacia el cumplimiento de objetivos, que, en ocasiones no se darían, ante la ausencia de dicha experiencia.

Fuente: Unsplash – Jonathan Rados

¿Cuándo deja de ser natural el miedo y se convierte en ansiedad?

La ansiedad se considera una condición patológica o un problema de salud mental cuando la valoración que haces de la amenaza es irreal o distorsionada, se prolonga durante mucho tiempo, frente a lo que no hallas un control o autodominio y además te perturba el funcionamiento general, afectando tus relaciones familiares, con amigos y pareja, tu estudio y tu trabajo.
Cuando progresa puede incluso derivar en un trastorno de pánico, que hace que el organismo se paralice y no dé respuesta ante la situación amenazante.

Es importante buscar ayuda de expertos si notas que puedes estar presentando ésta condición mental también ten en cuenta que meditando desde la atención plena o el mindfulness.

Con el programa de meditación para la ansiedad de Bambú, complementas tu proceso terapéutico para que logres relacionarte de una mejor manera con los síntomas de la ansiedad.

Adriana Patricia Morales Franco.
Neuropsicóloga

Referencias

El miedo en el cerebro humano:
https://www.investigacionyciencia.es/revistas/mente-y-cerebro/el-concepto-del-alma-671/el-miedo-en-el-cerebro-humano-14181

Los trastornos de ansiedad en el DSM - 5:
https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4803018.pdf

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?:
https://clinicadeansiedad.com/soluciones-y-recursos/preguntas-mas-frecuentes/cuales-son-los-sintomas-de-la-ansiedad/

Estudios sobre ansiedad:
https://www.psicologiacientifica.com/ansiedad-estudio/

Adriana Morales Franco

MsC. Neuropsicología